La electroterapia en fisioterapia y sus aplicaciones

electroterapia en fisioterapia

La electroterapia es un tratamiento fisioterapéutico que utiliza la corriente eléctrica para estimular zonas del organismo afectadas por el dolor nervioso, inflamaciones, músculos atrofiados y lesiones osteomusculares.

También es muy apreciada en el sector del deporte porque contribuye a la pronta recuperación después de intensos entrenamientos deportivos.

En la aplicación de la terapia se pueden utilizar tres tipos de corrientes: corrientes analgésicas, corrientes antiinflamatorias y corrientes de estimulación muscular.

En cuanto al equipo para su aplicación, generalmente se utilizan unas almohadillas con electrodos que son adheridas a la piel para transmitir estimulación eléctrica a la zona afectada. 

Durante las sesiones de electroterapia la corriente eléctrica es dirigida y aplicada bajo control, creando una sensación de relax en el cuerpo del paciente. La terapia es indolora, no invasiva y con efectos secundarios mínimos

Tratamientos con electroterapia

El tipo de tratamiento de electroterapia que se debe aplicar dependerá de la evaluación médica realizada a cada paciente; no obstante, estos son los tratamientos de electroterapia más utilizados por los fisioterapeutas:

1.- Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutanea (TENS). Consiste en la aplicación de corriente eléctrica para controlar el dolor crónico o agudo. Mediante el equipo TENS se administran pulsaciones de estimulación eléctrica en los nervios sensoriales, logrando de esta forma un efecto analgésico sobre el dolor. La técnica es no invasiva, sencilla y sin efectos secundarios importantes.

2.- Electroterapia Interferencial (IFT). Esta técnica consiste en la estimulación eléctrica de baja frecuencia para el alivio del dolor, estimulación muscular, aumento del flujo sanguíneo y reducción de edemas en los tejidos.

IFT actúa esencialmente sobre los tejidos nerviosos, por ello, los resultados más rápidos y eficaces se observan en el alivio del dolor y en la estimulación de los músculos.

3.- Estimulación Muscular Eléctrica (EMS). En la aplicación de esta terapia se utiliza un equipo con electrodos que son adheridos a la piel, para generar impulsos que estimulen a las neuronas motoras y causen contracción muscular. También se le conoce como terapia de entrenamiento muscular, porque su efecto es parecido al que se obtiene cuando se ejercitan los músculos.

Tratamiento de estimulacion muscular electrica

Las afecciones musculares que se tratan con la EMS son la atrofia muscular, contracturas, estimulación de músculos paralizados, fortalecimiento de la estabilidad articular y tratamiento del dolor.

4.- Electroacupuntura. Esta técnica terapéutica se basa en los mismos principios de la acupuntura tradicional, en cuanto a la estimulación de los puntos de energía corporal. La diferencia es que en la electroacupuntura se utiliza un equipo que produce impulsos magnéticos transformados en una corriente eléctrica mínima.

Esta corriente eléctrica pasa a través de dos agujas que se colocan en los puntos energéticos del cuerpo. La sensación que se percibe es la de un tenue hormigueo que se adapta de acuerdo a la tolerancia del paciente. La electroacupuntura se aplica en el tratamiento de dolor agudo y para aminorar los efectos secundarios de la quimioterapia.

Recuerde que antes de acceder a estos tratamientos electroterapéuticos, debe acudir a un fisioterapeuta que evalúe profesionalmente su caso y de esta forma recibir el tratamiento de electroterapia que corresponda a su patología o lesión.

https://fisiocasa.es/contacto/
BOTOON

Beneficios en la aplicación de la electroterapia

Dependiendo de la afección o lesión, del tiempo de la misma y su evolución, los pacientes suelen experimentar los siguientes beneficios:

1.- Control sobre el manejo del dolor. Esta terapia representa una excelente alternativa para quienes padecen dolor crónico y se mantienen bajo la toma de medicamentos calmantes. Es no invasiva, no crea adicción, no tóxica y mejora la calidad de vida del paciente.

2.- Prevención de la atrofia muscular. Cuando un músculo es inmovilizado a consecuencia de alguna enfermedad o lesión, esta situación puede desencadenar en una atrofia muscular. La atrofia conlleva a la rigidez, dolor y desgaste de la musculatura.

Mediante la electroterapia y su técnica de Estimulación Muscular Eléctrica (EMS) se estimula la contracción de los músculos. Y a través de la técnica de Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutanea (TENS) se logra la disminución del dolor vinculado a la atrofia.

3.- Efecto sanador a través de la circulación sanguínea: el aumento en la circulación del flujo sanguíneo crea un efecto regenerador y sanador en el organismo. La sangre oxigenada transporta mayores nutrientes a las células beneficiando la regeneración de los tejidos dañados, y por ende se incrementa la capacidad orgánica en la curación de heridas.

Mediante una buena circulación se eliminan las perjudiciales toxinas, estimulando el funcionamiento de un cuerpo más saludable.

4.- Reducción del dolor de tipo nervioso. Para los pacientes que sufren dolor de origen nervioso como hormigueo, ardor en brazos y piernas, entumecimiento, dolor en todo el cuerpo, se aplica la técnica de Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutanea (TENS). Mediante la terapia TENS se envían pulsaciones eléctricas de baja intensidad y baja frecuencia que inducen un efecto de analgesia en el cuerpo.

 

Beneficios de la aplicacion de la electroterapia

De esta forma se disminuye o inhibe el dolor nervioso, al interferir o bloquear las señales de dolor que emite el organismo.

5.- Efecto relajante. La electroterapia incide en la producción de endorfinas y en la estimulación de la relajación muscular.

El fisioterapeuta debe informar al paciente sobre el programa de las sesiones, explicar el funcionamiento del equipo y los beneficios que se esperan obtener.

En fisiocasa.es disponemos de fisioterapeutas altamente capacitados y equipos modernos para la aplicación de electroterapia. Recuerda que puedes ponerte en contacto mediante nuestra página web: https://fisiocasa.es/contacto/

Aplicación de la electroterapia

La electroterapia con fines terapéuticos se puede aplicar como técnica individual o para complementar tratamientos médicos convencionales. Estas son algunas afecciones que pueden ser tratadas con sesiones de electroterapia:

  • Artritis reumatoide
  • Atrofia muscular por inmovilización
  • Codo de tenista
  • Dolor agudo o crónico en articulaciones
  • Dolor en hombro, muñeca o cadera
  • Edemas
  • Enfermedad degenerativa de las articulaciones
  • Férula de espinilla
  • Incontinencia urinaria
  • Mala circulación de retorno
  • Necesidad de potenciación muscular
  • Neuralgia posterphética
  • Osteoartritis espinal
  • Parálisis facial
  • Problemas de cicatrización
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Zonas inflamadas

    La electroterapia y sus aplicaciones en fisioterapia

Contraindicaciones en la aplicación de la electroterapia

Los riesgos son mínimos, cuando la electroterapia es aplicada por fisioterapeutas certificados. Sin embargo, es importante saber que no es conveniente su aplicación en estos casos:

  • Durante el embarazo
  • Durante procesos agudos de fiebre
  • En el período menstrual
  • En tromboflebitis aguda
  • Pacientes con endoprótesis
  • Pacientes con enfermedades mentales
  • Pacientes con enfermedades terminales
  • Pacientes con implantes metálicos o de osteosíntesis
  • Pacientes con problemas cardiacos o con marcapasos
  • Pacientes con tumores
  • Pacientes de piel sensible o alérgicos al gel
  • Sobre el cráneo de pacientes epilépticos
  • Sobre hematomas recientes
  • Sobre heridas abiertas

El uso de nuevas tecnologías, en este caso la corriente eléctrica con posibilidades terapéuticas, ha tenido un impacto positivo en el tratamiento de diversas patologías y lesiones. Sus beneficios se observan especialmente en la reducción de la inflamación y en el efecto analgésico para eliminación o control del dolor.

Preguntas frecuentes

Presentamos a continuación algunas preguntas – respuestas que le pueden interesar, en relación a la electroterapia como técnica fisioterapéutica:

¿Se siente algún dolor durante la aplicación de la electroterapia?

La aplicación de electroterapia no causa dolor, y en caso de percibir alguna molestia, el paciente debe comunicarlo al fisioterapeuta para que disminuya la potencia en la corriente hasta lograr la desaparición del malestar o dolor.

¿Con la aplicación de electroterapia en cuánto tiempo se puede percibir la recuperación de una lesión?

El paciente debe percibir mejoría en cuanto al dolor, inflamación o contractura a medida que se cumpla con el plan de sesiones. Si en 5 o 7 terapias no se observa mejoría, entonces el fisioterapeuta debe evaluar la posibilidad de aplicar otra técnica.

¿Qué es el umbral del dolor en la fisioterapia?

Es la menor intensidad de estímulo en la que un paciente es capaz de percibir la sensación de dolor.

¿La fisioterapia y la rehabilitación son los mismo?

Frecuentemente se confunden estos dos conceptos, y es que la fisioterapia y la rehabilitación no son lo mismo. La fisioterapia se ocupa de la recuperación física de la persona, en cambio la rehabilitación implica la acción integral de varias disciplinas, incluyendo la fisioterapia, para lograr la recuperación física, psíquica, social y laboral de la persona.

¿Qué tipo de electroterapia pueden aplicar en una fibromialgia?

Para controlar el dolor en los pacientes con fibromialgia se utiliza la estimulación eléctrica nerviosa transcutánea (TENS). Mediante esta técnica se aplica una corriente eléctrica de baja intensidad y frecuencia sobre un punto del cuerpo, a fin de estimular fibras nerviosas sensitivas que inhiben el dolor.

¿Qué es la electroestimulación muscular?

En la electroestimulación muscular (EEM) se utiliza la corriente eléctrica a cierta intensidad y frecuencia para crear un estímulo nervioso que provoque contracciones musculares. Mediante la EEM se seleccionan las fibras musculares que deseamos trabajar, y los resultados esperados varían de acuerdo a la frecuencia o número de impulsos de corriente aplicados por segundo.

Esta técnica se extiende cada día más en el campo del deporte, por su incidencia en la recuperación rápida de lesiones y en el aumento del rendimiento en los deportistas.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.